De “MAMILs” a “Sexalescentes”

como los ejercicios de alta intensidad e intervalos (HIIT) nos están rejuveneciendo

Es el ingenioso marketing, la lengua común de todas las sociedades modernas, para quien aún no se haya dado cuenta, quien primero pone con facilidad nombres y acrónimos a todo, y después la ciencia, irrefutable e impertérrita ella, quien se encarga otras veces de desterrar mitos o elevar algunas verdades a la categoría de leyes.

Es una moda no pasajera el aluvión de personas quienes, como poseídos por el influjo de la diosa Niké en plena Olympia, participan en todo tipo de pruebas y competiciones, los llamados “mamils” (middle-age-men-in-lycra)tras un disciplinado y sacrificado periodo de entrenamiento que les enfrente con cierta dignidad a las mismas, y donde ahora la ciencia, parece que nos sitúa en otro podium dorado e igualmente deseado, esta vez el de la eterna juventud. Esos Entrenamientos de Alta Intensidad e Intervalos — HIIT (high intensity interval training) combinando ejercicios de fuerza y cardiovasculares, tienen al parecer un efecto ralentizador sobre el envejecimiento gracias al estímulo y resistencia celular que este tipo de ejercicio produce. Los autores del estudio ya advierten no obstante, que no nos hará inmortales pero los síntomas del envejecimiento tardarán más en aparecer, dándonos más calidad de vida durante más tiempo, convirtiéndonos en esos deseados “Sexalescentes”; híbridos felices entre sexagenarios y adolescentes…