Alimentación “detox” en verano

Limpiar tu organismo por dentro se ve por fuera

Sólo podemos asumir que si lees esto es porque tomas tu salud muy en serio. Si este es el caso, entonces el verano es definitivamente uno de los momentos favoritos del año. Está lleno de actividades al aire libre y todas las frutas y verduras frescas que puedes comer. Y si no tienes claro si una pauta de alimentación “détox” es para tí, prueba este sencillo test

Los Beneficios de una alimentación “détox” son mayores que las desventajas y aquí te dejamos algunos:

• Eliminación del exceso de residuos
• Fortalecimiento del sistema inmunitario
• Mejora la piel
• Pensamiento más claro
• Cabello más saludable
• Longevidad
• Mayor sentido de bienestar

Estas son todas las grandes razones para probar una pauta de desintoxicación, pero hay otros dos beneficios que son particularmente importantes durante el verano:

Pérdida de peso- Has hecho lo que has podido durante el año, no lo estropees ahora. Una desintoxicación te ayudará a combatir tu cintura en verano forzándolo a restringir tu consumo de calorías

Aumento de la energía — Todas esas actividades divertidas de verano requerirán mucho tiempo e incluso más energía. Una dieta con alimentos alcalinos mantendrá los niveles de energía y mantenerlo funcionando fuerte

Qué comer
La duración de tu detox dependerá de varios factores, uno es el tipo el nivel de “limpieza” que quieras conseguir, pudiendo durar tu dieta desde unos días hasta varias semanas

En una desintoxicación simple de 7 días, para obtener tus niveles de energía adecuados para el verano, trata de evitar los siguientes alimentos:

• Productos lácteos
• Azúcares artificiales (refrescos, dulces, edulcorantes artificiales)
• Granos
• alimentos procesados
• Alcohol
• Café

No pienses la idea que una desintoxicación es una lista de cosas que no puedes comer. Hay un montón de exquisitos alimentos que puedes consumir mientras te limpias por dentro. Si te has decidir a probar un Plan de 7 días, aquí tienes algunos alimentos que te mantendrán en tu peso y enérgico:

• Fruta fresca
• Vegetales frescos
• Pescado fresco
• Carnes rojas magra y pollo sin piel
• Legumbres
• Huevos
• Aceite de oliva y aceite de coco
• Almendras sin sal crudas, nueces, macadamias y anacardos
• Semillas crudas de sésamo, calabaza y girasol sin sal
• Té verde, té blanco, té negro
• 1–3 litros de agua por día

Céntrate en alimentos verdes como pueden ser la col y las espinacas. Son una buena fuente de clorofila, que te ayuda a deshacerte de las toxinas de tu tracto digestivo. Las frutas cítricas como limones, naranjas y limas también te ayudarán en este propósito

No importa qué tipo de dieta o alimentación sigas, siempre debes consumir grandes cantidades de verdura, y preferiblemente fresca con un ligero grado de cocción para que no pierda todos sus nutrientes y propiedades. El brócoli tiene un alto poder antioxidante y realmente a nivel celular

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.